ÚLTIMA HORA :flechaderecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/6/2019 9:00:00 AM

Estrategias para vivir mejor

Nadie puede delegar en otro el cuidado de sí mismo. La psicóloga Annie Acevedo ofrece algunas pistas para no perder la dirección en la búsqueda de las metas personales

Estrategias para vivir mejor Estrategias para vivir mejor

Estoy segura de que muchos de los padres de familia se sienten agobiados con problemas de toda índole.  Ahora, mucho más que nunca, sentimos el abrumador peso de las responsabilidades que conllevan sacar adelante a una familia.  Pero, ¿ y quien cuida del adulto de ese padre y de esa madre que también tienen necesidades y dificultades propias?  La respuesta es “uno mismo debe cuidarse” y este artículo va a intentar darles una mano en este propósito.  Releyendo en estos días a Stephen Covey y sus “siete hábitos de las personas efectivas” encontré varios conceptos que verdaderamente ayudan a reflexionar sobre uno mismo y le permiten a uno no perder la dirección correcta de nuestras metas personales.

 

Primero está el concepto de ser “proactivo” y no reactivo, es decir ser dueño de nuestro propio destino y tener un control adecuado sobre lo que nos pasa.  Todos vamos a tener problemas en algún momento, esto es inevitable.  La manera como reaccionemos a estos problemas si es una decisión consciente y responsable de cada quien.  La persona que ejerce la proactividad, tiene la habilidad para responder buscando soluciones adecuadamente.  El reactivo culpa a otros y cae en trampas afectivas donde él siempre tiene las de perder.  La persona proactiva también aprende a planear y a prevenir posibles eventualidades.  Desarrolla una “libertad”, en cuanto a que le va a afectar y cómo lo va a manejar.  Dejar esto en manos de los agresores puede ponernos en una posición muy vulnerable.  El proactivo es alguien responsable, lo cual quiere decir que tiene la habilidad de “responder” apropiadamente a una situación.

 

Empezar cualquier actividad o proyecto con un objetivo claro es otro concepto de Covey que complementa muy bien la anterior. ¿Cuáles son mis objetivos?, ¿Hacia dónde voy? son preguntas claves para aquellas personas que quieran tener éxito personal.  No sobra tener una “misión clara” de nuestra vida.  Esta misión puede cambiar dependiendo del ámbito personal, profesional o familiar.  “Cuando una persona sabe para dónde va, los demás se apartan para dejarlo pasar”.  Esta frase de programación neurolingüística ejemplifica claramente este concepto.

 

Tener prioridades y actuar consecuentemente con ellas es otra recomendación de Covey.  Cuántas horas del día o de la semana le dedico a lo importante en mi vida y cuánto a lo “urgente”, que en últimas es poco trascendente.  Hagan un análisis minucioso de esto y verán que el resultado los sorprenderá.  Al tener unos objetivos y prioridades bien delimitados, la implementación de estas será más fácil. El tiempo de cada uno de nosotros es muy valioso y hay que invertirlo igual que el bien más preciado.

 

Aprender primero a escuchar y a entender a los demás para después buscar ser comprendidos, es otra lección valiosa.  Escuchar con empatía es decir, ponerse en la situación del otro, nos va a traer magníficos resultados a nivel interpersonal, lo cual se va a revertir también en un mayor bienestar personal.  El secreto de la buena comunicación radica en una buena escucha, lo cual significa sintonizarse con las necesidades del otro.

 

La idea de que todos tenemos la posibilidad de elegir el tipo de vida que queremos es fascinante y posible.  Es cuestión de identificar propósitos de vida, organizarse de acuerdo a ellos, e ir combatiendo obstáculos.  En realidad, el poder si está en cada quien.  Es necesario sentarse con uno mismo y mirarse con detenimiento para determinar cómo queremos vivir la vida.  Si por algún motivo queremos hacer cambios porque el resultado del análisis no es positivo, manos a la obra.  Usted mismo puede redefinirse, reflexionando con honestidad sobre sus propósitos y la congruencia que haya entre estos y sus acciones. El hábito de cuidarse bien se va a desarrollar primero mediante pensamientos, luego vendrán las acciones y a fuerza de repetir unas y otras al unísono, vendrá un nuevo hábito.

 

Creo que vale la pena cuidarse y quererse bien, pues esto se verá multiplicado en todos los miembros de la familia.  Nada mejor para los hijos que tener padres honestos que han tenido la valentía de reflexionar sobre su bienestar.  Esto es lo que si va a perdurar.  El ejemplo de un buen vivir lo van a recordar siempre y a su vez lo van a transmitir e irradiar a todos aquellos que los acompañen.

 

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed.1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall