ÚLTIMA HORA :flechaderecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/4/2020 2:56:00 PM

Fue hallado sin vida un funcionario de la Rama Judicial

La empresa de seguridad Central Limitada relató los detalles de cómo fue encontrado muerto, en uno de los pisos del Palacio de Justicia, un guardia de seguridad.

Hallado sin vida un funcionario de la Rama Judicial Fue hallado sin vida un funcionario de la Rama Judicial Foto: SEMANA

Eran las 5:30 de la tarde del pasado 31 de mayo cuando el vigilante Antonio Asprilla Castro intentó ser contactado por su supervisor, Willard Torres. Se encontraba prestando servicio como guardia en inmediaciones al Palacio de Justicia, más concretamente en el edifico Casaur. Allí, ejercía su rol de vigilante entre los pisos seis a noveno. No obstante, los innumerables intentos que hizo su jefe para contactarlo fueron en vano. Asprilla Castro ya yacía muerto en el baño del noveno piso.

El supervisor, quien para esa hora no tenía ni la más leve sospecha de lo que estaba ocurriendo, le pidió a otro vigilante que intentara localizar a Antonio, pues ya era hora de que rindiera reporte. En un documento aportado por la empresa de seguridad donde estaba vinculado laboralmente Asprilla, Seguridad Central Limitada, se recoge la información en detalle de lo ocurrido el pasado domingo.  

“(…) acto seguido, el vigilante Jairo González lo empieza a llamar vía radio punto a punto sin lograr establecer comunicación, es por eso que se desplaza a buscarlo porque está llamando al teléfono y timbra normalmente (…) al ir subiendo en el noveno piso, el vigilante González escuchó timbrar un teléfono en el baño del piso noveno”, relata el reporte de la empresa de seguridad. Al intentar entrar González, no obstante, se percata de que el baño se encontraba con seguro.

Por tanto, una vez informada esta situación, la orden inmediata es la de forzar la puerta. “Al ingresar al baño, el vigilante González encontró la escena del señor Asprilla Castro tirado en el piso (…) posición corporal, acostado boca arriba en un plano paralelo al suelo entre el orinal y el inodoro con sus miembros expuestos”, señala el reporte de la empresa de seguridad. De inmediato, se le intenta hacer varios llamados por su nombre y hasta se le toman los signos vitales, pero la respuesta nunca llegó.

Incluso, intentaron comunicarse con la línea de emergencia 123 para reportar lo ocurrido pero, de acuerdo con el informe aportado por la empleadora del vigilante, nunca hicieron presencia. Tanto el guardia que se encargó de reportar lo ocurrido como el supervisor, que ya se encontraban en el baño del noveno procedieron a verificar que la muerte de Antonio no hubiese sido provocada por él mismo, pues tenía un arma de dotación propia de su labor. Pero en el cuerpo no se halló ninguna herida.

Funcionarios de la Fiscalía General de la Nación hicieron presencia en el lugar, donde hace algunos años funcionarios oficinas de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia. El levantamiento del cuerpo de Antonio se hizo sobre la madrugada del lunes, 1 de junio, en presencia de su hermano, el señor Albert Asprilla.  De momento, la versión que se maneja acerca de la muerte es un infarto pero resta esperar el informe oficial de Medicina Legal.

TEMAS RELACIONADOSflecha opinion

EDICIÓN 2001

PORTADA

A vencer el miedo: el gran desafío para la reactivación económica

A seis meses de la pandemia, el país abre su economía para superar los devastadores efectos sociales que ha dejado el virus. ¿Cuánto tiempo tomará recuperar 10 años perdidos?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed.2001

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall