ÚLTIMA HORA :

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/02/01 04:55

    Vuelo bajo

    Quizás valga la pena que el llamativo pero ignorado vuelo entre al radar de la justicia y que les pregunten a los indemnes hermanos Mattos por las coincidencias.

COMPARTIR

Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Los señores Jorge Mattos y Alfonso ‘Poncho’ Mattos se reunieron con funcionarios judiciales comprados para decidir a favor de su hermano Carlos Mattos en el pleito contra la multinacional coreana Hyundai. La participación de los hermanos Mattos en el caso está ampliamente documentada, tanto por los testigos presenciales de la reunión como por interceptaciones telefónicas que ratifican la realización de un viaje a Bucaramanga donde se encontraron con el secretario del juez Reinaldo Huertas. Sin embargo, los señores Mattos siguen libres y dándose la gran vida.

El testimonio que los incrimina en estos hechos fue entregado por el abogado Luis David Durán Acuña, miembro de la junta directiva de la empresa de Carlos Mattos y pagador de una parte de los sobornos a funcionarios judiciales.

Durán declaró ante la Fiscalía que por encargo directo de Carlos Mattos, fue con Jorge y Poncho Mattos a Bucaramanga para reunirse con Dagoberto Rodríguez, el escribiente del juez comprado. Además de su declaración formal ante la justicia, Durán elaboró un extenso manuscrito donde narra punto por punto el itinerario del soborno.

El punto 73 dice textualmente: “En otra oportunidad, más o menos para la misma época, por cierto Carlos José Mattos no estaba en Colombia, me pidió que acompañara a sus hermanos Alfonso Mattos y Jorge Mattos a Bucaramanga, a entrevistarnos con Dagoberto Rodríguez para saber cómo estaban los asuntos dentro del proceso”.

Jorge Mattos es un controvertido constructor y ha sido un protagonista permanente de las páginas sociales. Alfonso ‘Poncho’ Mattos fue representante a la Cámara por el Partido Conservador y aspiró al Senado por Cambio Radical. No se hizo famoso por sus iniciativas como legislador sino por enredos judiciales –incluyendo el homicidio de un líder comunitario– de los cuales siempre salió absuelto.

Estos dos distinguidos caballeros acudieron a la capital de Santander para reunirse con el modesto secretario del juzgado sexto civil del circuito de Bogotá, lejos de cualquier mirada. Sin embargo, haciendo gala de la discreción que ha hecho célebre a esta familia, decidieron irse en su jet privado. Las interceptaciones, ordenadas por la justicia, dejan constancia del vuelo.

La primera comunicación monitoreada es un mensaje dejado en el buzón del celular de Jorge Mattos el día 5 de agosto de 2018 a las 12:42 p.m. La nota de los investigadores del CTI de la Fiscalía señala: “Early (ep) deja mensaje de voz a Jorge confirmándole que el vuelo fue el 25/04/2016 de Bogotá a Bucaramanga retornando el mismo día, los pasajeros fueron Jorge Mattos, Alfonso Mattos y Luis David Duarte Acuña”. El analista deja una última anotación en el registro de la interceptación: “Cabe aclarar que el primer apellido de Luis David es DURÁN y no Duarte”.

Ocho minutos después Early insiste y Jorge Mattos atiende la llamada. El contenido de la conversación es idéntico al del mensaje. La identidad de los pasajeros y la fecha del viaje: abril 25 de 2016. El analista agrega como nota final: “Early al parecer es el piloto del avión personal de Jorge Mattos”.

La fecha del viaje a Bucaramanga encaja en una línea de tiempo:

–El 15 de marzo de 2016 fue radicada la demanda de la empresa de Mattos contra Hyundai y asignada –con reparto electrónico manipulado– al juez sexto civil del circuito de Bogotá Reinaldo Huertas.

–Apenas tres días después, el 18 de marzo, el juez Huertas decidió admitirla.

–El 6 de abril, diez días hábiles después, el juez le prohibió a Hyundai vender sus carros en Colombia a menos que fuera a través de Carlos Mattos.

–El 11 de abril, Hyundai fue notificada de la medida cautelar. La decisión judicial fue la presión más efectiva para que los coreanos llegaran a un arreglo millonario con Carlos Mattos.

–El 12 de abril, el juez Huertas llegó a un concesionario de Mazda con una tula llena de billetes para comprar un carro cero kilómetros.

–El 25 de abril, Jorge Mattos y Poncho Mattos se fueron en su jet a Bucaramanga, para conversar con el secretario del juez Huertas.

Quizás valga la pena que el llamativo pero ignorado vuelo entre al radar de la justicia y que finalmente les pregunten a los indemnes hermanos Mattos por estas coincidencias.

P.D.: Está en marcha un proceso de lobby y corrupción judicial para suspender, o separar de los casos, a los fiscales que han manejado el caso Hyundai y la investigación contra el abogado Diego Cadena. ¿Qué tienen en común estos dos casos? ¿Qué nombres se repiten en uno y otro?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.