Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/02/01 01:18

    ¡Actos terroristas no son sujetos de protocolos!

    El presidente Duque, no está equivocado, puesto que, con su solicitud de pedir al gobierno de Cuba, se aprehenda y se extradite a 10 integrantes del ELN, que se encuentran en la Habana, sencilla y llanamente, está cumpliendo con el deber que tiene como primera autoridad de los colombianos; tal decisión no puede caer en los vacíos de los debates insulsos y extravagantes.

COMPARTIR

Con el debido respeto, pero, pecan de ligereza, quienes se atrevan a decir que los actos terroristas deben estar protegidos por protocolos, convenidos en mesa de negociación.

Es inaudito que personajes de la vida nacional e internacional, piensen de esa manera, considero que para el atentado a la Escuela de Policía General Santander, hubo toda una infraestructura criminal, montada, diseñada y coordinada con los directivos de la organización guerrillera del: ELN; pensar en que este tipo de actos terroristas deben estar regulados por protocolos acordados en mesa de negociación, es pecar de ingenuos o de ignorantes.

El presidente Duque, no está equivocado, puesto que, con su solicitud de pedir al gobierno de Cuba, se aprehenda y se extradite a 10 integrantes del ELN, que se encuentran en la Habana, sencilla y llanamente, está cumpliendo con el deber que tiene como primera autoridad de los colombianos; tal decisión no puede caer en los vacíos de los debates insulsos y extravagantes.   

Sencillamente, los delitos terroristas son de lesa humanidad, al momento de cometerse institucional o personalmente, se salen de las consideraciones de cualquier tipo de negociación y entran a formar parte de la jurisdicción internacional de los derechos humanos, C.P.I, organismo que, en caso de renuencia de una de las partes, debe iniciar las acciones correspondientes.  

No cabe en el juicio de quienes se presume, deben tener una mente lúcida, se atrevan decir que semejante magnicidio ocurrido en la Escuela de la Policía General Santander, donde murieron 21 cadetes y más de 80 heridos; sus autores negociadores del ELN, que estaban, protegidos por la suspensión de órdenes de captura; para reactivarlas, sea necesario acudir al infantilismo de un protocolo, que por la magnitud y trascendencia  de hechos cumplidos, deben ser sujetos de aprehensión y extradición inmediata por parte de las autoridades competentes.

Los protocolos de negociación con el ELN, están consignados en documento firmado por las partes, con fecha 5 de abril del 2016, pero, que no se dieron a a conocer a la opinión pública, es decir, no se hizo oficial, razón por la cual no existe ninguna notificación al actual gobierno, todo indica que fue por iniciativa del gobierno anterior, lo que significa que no es política de Estado, ni es de obligatorio cumplimiento.  

Esperamos confiados que quienes hasta el día de hoy equivocadamente así lo expresan, entren en razón y faciliten la aprehensión de estos criminales.

Urielos@telmex.net.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.