Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

"La paz comienza en la Colombia profunda cuando hacemos las inversiones que necesita la gente"

Por Arauca y Vichada pasan las rutas que el ELN y las disidencias usan para traficar armas y drogas por la frontera, y, de paso, reclutar venezolanos. Viaje a un territorio aislado.

Rodeada de dos escoltas y tres soldados que empuñan sus fusiles, Alba Yaneth Lizarazo, la personera de Cravo Norte, un remoto pueblo araucano, recuerda el día en que sintió que por su culpa habían asesinado al hombre que le salvó la vida. El 21 de febrero, al anochecer, un campesino se acercó a uno de los guardias que la Unidad Nacional de Protección le había asignado ante las constantes amenazas. El desconocido dijo que había un plan en marcha para matarla esa misma noche. Tras la advertencia, ella se guareció en su casa.

Al día siguiente, la inspectora del pueblo irrumpió en su despacho para avisarle que acababan de asesinar a alguien y que requerían su presencia en la escena del crimen. Pero llegó una nueva advertencia. Era una trampa. La querían afuera de su despacho para concretar el plan. El hombre asesinado era el mismo que el día anterior le advirtió que la iban a matar.

Lea el artículo completo aquí 

Cargando Comentarios...

LO MÁS VISTO

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1968

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.