ÚLTIMA HORA :flechaderecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/29/2020 6:15:00 PM

Fiscalía recibió hace ocho meses denuncia de niña indígena abusada en Guaviare

La Defensoría del Pueblo informó del caso al ente investigador en octubre. En enero, el Ejército le dijo al Ministerio Público que había abierto expediente disciplinario contra un sargento, un cabo y seis soldados por la denuncia de abuso.

Fiscalía recibió hace ocho meses denuncia de niña indígena abusada en Guaviare Fiscalía recibió hace ocho meses denuncia de niña indígena abusada en Guaviare/Foto: archivo SEMANA Foto: Gobernación de Risaralda

El Ejército Nacional confirmó este lunes 29 de junio que personal militar está involucrado en un presunto caso de violencia sexual contra una niña de la comunidad nukak makú, en hecho ocurridos en septiembre del año pasado.

"Con ocasión del hecho en el que se encuentra involucrado un personal militar en un presunto caso de violencia sexual contra una menor indígena de la comunidad nukak, hechos ocurridos al parecer en septiembre de 2019, una vez se tuvo conocimiento del mismo, el Batallón de Infantería No 19 Joaquín París inició de inmediato la indagación disciplinaria No. 26 de 2019, la cual fue verificada por la Procuraduría Regional del Guaviare a comienzos del presente año, diligencias disciplinarias que en ejercicio de poder preferente fue solicitada por la Procuraduría, encontrándose en trámite de entrega el proceso por la unidad", indicó el comunicado del Ejército.

Al respecto, Carlos Alfonso Negret, defensor del Pueblo, indicó que esta entidad tenía conocimiento del caso, por lo que ese momento le solicitaron a la Policía de Guaviare que iniciara una investigación.

Además, la Defensoría del Pueblo informó que desde octubre le trasladaron a la Fiscalía un informe sobre lo ocurrido, el cual involucraría en este presunto caso de abuso sexual a un sargento, un cabo y seis soldados.

“Pero en octubre, ante la solicitud de la comunidad, visitamos los resguardos de la Esperanza, Caño Maku, Puerto Flórez y Guanapalo con funcionarios de la regional Guaviare, en compañía de Naciones Unidas, y con base en eso hicimos un informe que se lo trasladamos en noviembre a la Fiscalía General, al ICBF, a la Policía Nacional y al Ejército”, indicó el funcionario.

De acuerdo con el defensor del Pueblo, desde el mismo día que se trasladó el informe están representando judicialmente a la menor de edad.

“En enero de este año recibimos de la Brigada 22 que tiene jurisdicción en San José del Guaviare la información de que habían aperturado una investigación disciplinaria contra un sargento, un cabo y seis soldados, y esperamos que cinco meses después, el Ejército, a través de su oficina de control nos tenga alguna información para saber qué fue lo que pasó en septiembre del año pasado”, aseguró Carlos Alfonso Negret.

Además, Negret manifestó que el 16 de marzo del presente año, la Defensoría le tomó declaración a la menor sobre lo acontecido.

Yo hago un llamado a la sociedad, y a las Fuerzas Militares. Lo que siento como defensor es que hay un menosprecio a la humanidad indígena. Esto no puede ocurrir, esto no es un hecho aislado”, agregó el defensor del Pueblo.

Lo ocurrido

Los hechos habrían ocurrido el 8 de septiembre del año pasado y solo hasta hoy, por la investigación del equipo de El Poder, de SEMANA, se conoce información detallada.

La comunidad nukak makú se encuentra en una zona a un poco más de dos horas y media del casco urbano del San José del Guaviare, en el corregimiento de Charras. Los hechos involucran a un grupo de militares que al parecer secuestraron a la menor, la llevaron a la fuerza al campamento del batallón y allí la encerraron en un cuarto. Días después, el 13 de septiembre, la niña apareció desnuda y fue valorada luego por las autoridades. 

En el relato, la víctima cuenta cómo fue violada particularmente por dos militares. Este testimonio está detallado en un informe de la Defensoría del Pueblo, luego de que el organismo de control designara una comisión para que hiciera la visita pertinente días después de conocerse la denuncia.

En el documento se lee: "La menor fue retenida contra su voluntad por un espacio de cuatro días. En su denuncia dice que estuvo sometida a acceso violento por parte de integrantes del Ejército que la llevaron al sitio del campamento que tienen a la entrada de la vereda donde no le daban de comer ni de beber y luego la dejaron desnuda demabulando por la carretera".

Sin embargo, los detalles desgarradores de cómo fue abusada la menor fueron ampliados en denuncias que tuvo en su poder la Procuraduría General de la Nación, en un oficio en respuesta a las Naciones Unidas.

"Iba con una amiga en el centro y fue a orinar a un baño, al salir venían dos soldados que se quedaron mirándolas, se les aproximaron y la tomaron de la mano y se la llevaron. La amiga se cansó de esperarla y se fue a la maloka donde avisó que no sabía dónde estaba la menor presuntamente abusada. Sentía mucho miedo porque los soldados la cogieron del brazo y se la llevaron. Dice que de alguna manera la entraron al batallón (no es clara la forma como la entraron) allí la llevaron a un cuarto donde  la encerraron. Ahí dentro, los dos soldados accedieron a ella el domingo, lunes, martes, miércoles, jueves y el viernes por la mañana; ella se logró escapar y correr hacia la maloka llegando a las 8 de la mañana (...) Mientras estaba allá no le dieron nada de comer, trató de defenderse pero ellos (los militares) la doblegaron", se lee en un apartado del informe del Ministerio Público.

La menor, una vez fue encontrada, fue sometida días después y no inmediatamente a exámenes de Medicina Legal, y luego fue llevada a un centro del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), pero días después ella decidió escapar del sitio. Aún no se conocen los motivos de su salida. Por ahora se sabe que la adolescente sufrió graves daños psicológicos y no quiere volver a hablar sobre lo que se denuncia.

Este es un caso que se conoce una semana después de que se denunció la violación de una niña de 13 años de la comunidad embera en Risaralda, por parte de un grupo de siete militares, quienes aceptaron haber cometido este delito.

De acuerdo con cifras de Medicina Legal, entre enero y mayo de este año se han realizado 7.544 exámenes por presunto abuso sexual. En 6.479 de los casos, las víctimas eran menores, 5.422 mujeres y 1.057 hombres. El informe señala las edades de las víctimas así: de 0 a 4 años, 744; de 5 a 9 años, 1.749; de 10 a 13 años, 2.433, y de 14 a 17, 1.553 víctimas.

EDICIÓN 2001

PORTADA

A vencer el miedo: el gran desafío para la reactivación económica

A seis meses de la pandemia, el país abre su economía para superar los devastadores efectos sociales que ha dejado el virus. ¿Cuánto tiempo tomará recuperar 10 años perdidos?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed.2001

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall