Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/2019 4:36:00 PM

“Sigo creyendo en el acuerdo y en la posibilidad de la paz”: Santrich

El exlíder de las Farc y hoy congresista, Jesús Santrich, le contó a María Jimena Duzán en ‘Semana en vivo’, los detalles de su posesión como representante a la Cámara, sobre el polémico video de la DEA que tiene en tela de juicio su situación jurídica y su postura frente a la implementación del acuerdo de paz.

Entrevista a Jesús Santrich por Maria Jimena Duzán Entrevista a Jesús Santrich, representante a la Cámara.

María Jimena Duzán: ¿Qué opina de la declaración que hizo hoy el presidente Duque, diciendo que usted es un extraditable y un narcotraficante?

Jesús Santrich: Duque parece que intenta decir “el Estado soy yo”, pero yo lo siento más como un muñeco de ventrílocuo. Yo lo llamaría a la calma, al sosiego. Pienso que como jefe de Estado no debe prejuzgar, debe respetar la presunción de inocencia y sobre todo la división del poder del Estado, y esperar que sean los organismos judiciales los que definan las acusaciones macabras que surgieron de la Fiscalía General y de la DEA hacia mí. Pienso que debe ser más reflexivo y dedicarse más a gobernar que a esta obsesión que es Jesús Santrich.

Puede leer: Rechazado por sus colegas, así debutó el representante Santrich en el Congreso

M.J.D.: Explíquenos su versión de lo que estaba pasando en el video que tienen como prueba; según la versión de la DEA y según la versión del propio presidente Duque, esa es una reunión entre un señor que se llama Marlon Marín que es sobrino de Iván Márquez, un señor mexicano que no sabemos quién es, para organizar un envío de 10 toneladas de coca a Estados Unidos.

J.S.: Bueno yo no tengo una memoria visual obviamente de lo ocurrido, sino el contexto en el que se dio; no solamente es una reunión sino muchas otras con otras personas que tenían la decisión, la intención de aportar a los proyectos productivos de implementación de la reincorporación. Recuerdo perfectamente que Marlon Marín presentó a unos empresarios para hacer eso: impulsar proyectos específicamente en el Caribe y en el Putumayo. Ese es el contexto de todas las reuniones incluyendo esa de la que estás pasando un audio que, creo es incompleto, la reunión pudo haber durado 15 ó 20 minutos. Yo he puesto a mis abogados a analizar y mirar qué hay ahí, me han dicho que hay alrededor de 14 ó 15 ediciones, e incluso parece que hay audio sobremontado.

"Yo jamás he cometido negociaciones de ilegalidad. Ni siquiera cuando estaba en el monte en la guerrilla".

Entiendo que es el mismo video que se presentó inicialmente cuando el fiscal general de la nación dijo que tenía pruebas irrefutables contra mí. Durante el proceso que adelantó la JEP yo solicité que se arrimaran todas las pruebas posibles, incluso cuando se presentó el incidente de la pérdida del correo 472, el fiscal dijo que ya no tenía las pruebas, que había que buscarlas con una carta rogatoria, pedirle a Estados Unidos. Se recluyó el término y yo le dije a mis abogados que no interpusieran ningún recurso, sino que por el contrario, si la JEP lo ampliaba mejor, porque yo lo que quería era que se arrimaran las pruebas al proceso para rebatirlas, para hacer análisis técnico, para poder analizarlas así como se hizo con los audios que arrimó el fiscal; eso nunca ocurrió.

M.J.D.: ¿Usted estaba en una sociedad con los mexicanos para exportar cocaína?

J.S.: No, ni con mexicanos, ni con franceses, ni con alemanes. Yo jamás he estado involucrado en ningún tipo de negociación ilegal, ni siquiera cuando militaba en la clandestinidad con las Farc, y se puede pedir a la inteligencia militar y a la misma Fiscalía General de la Nación el historial de mi vida en la guerrilla, y no van a encontrar ni siquiera una alusión que yo haya cometido alguna ilegalidad. En tiempos en que estaba la implementación del proceso de paz, día a día, minuto a minuto la policía estuvo conmigo, hasta el mes de enero en que colocaron solo guardias de la UNP. Y en todos los sitios donde yo iba había vigilancia policial las 24 horas, incluso había ocho cámaras de vigilancia en los sitios donde yo me reunía, en ese sitio donde hablamos de los proyectos productivos debió haber por lo menos 5 cámaras a las cuales tenía acceso la Policía y que fueron confiscadas por la Fiscalía. Ahí debe estar todo el relato completo de lo que se dijo y lo que se hizo realmente en esa reunión.

M.J.D.: Antes de hablar sobre si hizo o no nada ilegal en la guerrilla, el tema de la fecha, evidentemente la fecha es después del acuerdo, esa reunión…

J.S.: Es que el problema aquí es que no nos podemos enredar con fechas, sino en la evaluación de mi conducta, si yo cometí o no un ilícito. Yo cometí muchas acciones después de diciembre de 2016, pero pueden tener absoluta seguridad que no cometí ninguna acción ilícita.

M.J.D.: Hablando de lo que dice que durante su estancia en la guerrilla y que no cometió nada ilegal, en qué sentido, porque obviamente estar en la guerrilla ya es estar por fuera de la legalidad.

Le recomendamos: Jesús Santrich se posesionó en el Congreso

J.S.: En el sentido de que nunca estuve involucrado en ningún tipo de negociación, siempre me dediqué a la actividad organizativa, cultural, educativa, mucho vínculo con las organizaciones indígenas, con pintores, con poetas, esa es la actividad mía y pues de eso hay registro tanto en las memorias de nuestra comandancia insurgente, como te digo, y me parece a mí que en los mismos archivos de inteligencia militar.

M.J.D.: ¿Usted conocía a Marlon Marín?

J.S.: Sí claro, yo lo conocí en el contexto de las conversaciones, principalmente mi acercamiento con él fue en La Habana, y fue alrededor de estos temas: ver cómo se accedía a los temas de salud para los excombatientes, cómo se accedía a los temas de educación y finalmente cómo accedíamos a los proyectos productivos. Y pues él apareció aquí en Bogotá en esa dinámica, al lado de funcionarios de Estado con los cuales se hicieron visitas a zonas como las de Pondores o de Putumayo.

M.J.D.: ¿Y a este mexicano, usted ya lo conocía?

J.S. Hubo dos reuniones, pero yo no te sabría decir si fue exactamente con los mismos personajes que se presentaban como empresarios para hacer las inversiones en granjas econativas, pero las reuniones fueron muy breves, no fueron muy de desarrollo, porque ya había tanta noticia de inversiones y ninguna se cumplía, entonces esa reunión casi fue citada de mala manera, porque a mí en los audios, esos que presentó la Fiscalía, se ve que me están suplicando que por favor atienda a la gente que me habían presentado en una reunión anterior.

M.J.D.: En este caso hay una frase, es la que sacamos, donde el mexicano le habla a Marlon, diciendo que ya tienen 15 millones para entregarle… ¿De que están hablando ahí?, porque según la DEA es de coca.

J.S.: Ese es el contexto que yo no convalido porque yo no hablé de esos temas, eso no está en mi memoria, incluso hay partes de la reunión que no aparecen, cuando por ejemplo me propusieron financiación de la campaña que yo digo que no, que yo podría mirar pero que eso lo va a hacer el Estado. Ellos me propusieron financiar la campaña, y el contexto era de las inversiones en proyectos productivos, allí nunca se habló de coca ni se habló de nada que insinuara siquiera una negociación ilícita, por eso te digo que el video al que haces alusión presenta muchas manipulaciones.

M.J.D.: Usted qué opina de las declaraciones de Marlon Marín, en otro video y que son parte de las pruebas que tiene la Corte Suprema de Justicia en este momento.

J.S.: No sabría en qué condiciones está en este momento actuando Marlon Marín, pero me suena un libreto muy DEA, es decir preguntas también para respuestas muy inducidas. Es un testimonio que yo creo es fácil de desmontar porque me imagino que no tienen elementos probatorios para darle base o sustento a esas afirmaciones que son falsas. Eso es absolutamente falso y te repito debe haber un día a día en la minuta de la Policía Nacional que indica cada paso que di aquí en Colombia y que hace imposible que yo haya procedido con una acción de esas que se me imputan.

Puede leer: Corte Suprema ordena libertad de Jesús Santrich

M.J.D.: Usted tiene dos procesos hoy en el país y ha decidido ir al Congreso. ¿Es consciente de lo que significa el caso Santrich?, y se lo digo, por ejemplo, una frase de Humberto de la Calle en una entrevista que hizo cuando le preguntaron ¿Qué pasa si a Jesús Santrich lo extraditan? Y su respuesta fue: “Si eso pasa no acaba el proceso de paz”. ¿Qué puede decir de todo lo que le ha pasado?

J.S.: Yo pienso que si Humberto de la Calle es un verdadero demócrata no debiera lanzar esas expresiones que dan por hecho que yo he cometido los delitos. Si se habla de la existencia de un Estado de derecho, yo creo que hay que dar todas las garantías a un ciudadano como Jesús Santrich y no lo que está haciendo el presidente o la vicepresidenta.

"Como jefe de un Estado, Duque no debe juzgar, debe mantener la presunción de inocencia y dedicarse más a gobernar que a esta obsesión que es Jesús Santrich".

Yo he estado aquí abierto para atender cualquier requerimiento que me hagan las autoridades judiciales. Hoy fui a la Corte Suprema de Justicia, hoy fui a la JEP, pero desde que firmamos los acuerdos yo firmé las actas de acogimiento y he estado impulsando la idea de que se esclarezca la verdad en Colombia, que se le dé piso al sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición. Entonces, este tipo de declaraciones y estas maneras de polarizar y de incendiar al país no ayudan a la construcción de paz.

M.J.D.: Hay una posibilidad de que a usted lo extraditen, ¿es consciente de eso?

J.S.: Yo no creo que eso sea posible, yo tengo una verdad que la voy a hacer valer y si aquí hay Estado de derecho, si aquí verdaderamente se opera en justicia, van a darse cuenta las autoridades que esto es un montaje, tal como lo he repetido en varias ocasiones, tal como ya la JEP lo falló, la JEP en primera instancia dijo que estaba vigente mi garantía de no extradición y ordenó mi libertad, y yo creo que la Fiscalía no debió hacer este juego sucio de crear una nueva recaptura sin esperar a que fallara la segunda instancia y a que operara la Corte Suprema de Justicia. Aquí ha habido mucha manipulación institucional, mucho abuso de poder.

M.J.D.: Este nuevo video que salió de forma extraña, que no hizo parte del acervo probatorio de la JEP, y que sí está siendo considerado por la Corte Suprema, para muchos es muy raro y suscitó una serie de grandes discusiones. ¿Cómo explica el impacto que ha tenido ese video?

J.S.: Yo tengo certeza de mi verdad y mi inocencia, y por eso estoy convencido de que si se utilizan los procedimientos de debate probatorio y de técnica jurídica ajustados a ley y sin las manipulaciones que pretendió la Fiscalía General de la Nación yo voy a salir bien librado de esta batalla.

M.J.D.: ¿Usted intentó quitarse la vida? ¿Ha pensado en suicidarse si las cosas no le salen como usted plantea?

J.S.: Yo he pensado en entregar mi vida por la verdad, así como siempre he pensado en entregar mi vida por la defensa de la vida misma de los colombianos. Entonces mi determinación es morir batallando, peleando en Colombia por mis convicciones y por esos propósitos mayores altruistas de justicia social por los que han luchado las Farc durante más de medio siglo. Entonces en la cárcel, después de que la JEP ordenó mi libertad inmediata y la dirección carcelaria, en términos castizos le “mamo gallo” a eso, y me tocó acudir a un habeas corpus, y aun así no se me daba la libertad, a eso del mediodía del viernes 17 yo me enteré por fuente fidedigna dentro de las rejas, que el presidente Duque iba a declarar el estado de conmoción y a decretar mi extradición. Yo no iba a permitir eso porque era un golpe de Estado sencillamente, y yo no tenía otra herramienta para pelear que con mi propio cuerpo, y por eso procedí, no por cuestiones psiquiátricas, ni depresivas, ni de ningún otro tipo, sino por dignidad, por honor, porque yo voy a hacer valer mi verdad. Por esto procedí contra mi vida, no tenía otra forma de luchar.

M.J.D.:  ¿Y que reflexión le deja ese acto que hizo?

J.S.: Que hay muchos abusos de poder en este país, y los estamos viendo en expresiones como esa del presidente al que vuelvo a llamar al sosiego, y a pensar en la conducción de este país que está bastante descuadernado, y que frente a esos abusos nosotros debemos tener dignidad, frente en alto, honor y sobre todo capacidad de entrega para que dejemos por lo menos un ejemplo de lucha.

M.J.D.: ¿Usted cree en el acuerdo de paz y en lo que firmó?

J.S.: Yo firmé el acuerdo de paz porque creo en él, pero creo en él en la medida en que se logre cohesionar pueblo para hacerlo realidad, si eso lo dejamos solamente en manos de gobernantes no es posible, se entraría más en el pantano de la perfidia en el que ya se encuentra.

Le recomendamos: Con Santrich libre, ¿volverá Iván Márquez?

M.J.D.: Inevitablemente usted ha sido muy cercano a Iván Márquez, quien también firmó el acuerdo de paz, pero no está, como tampoco El Paisa. ¿Por qué no están aquí?

J.S.: Iván Márquez y Óscar Montero son hombres comprometidos por la paz, de hecho, yo estoy en el proceso porque él fue uno de los que me convenció con mayor vehemencia, y en La Habana, si se llegó al acuerdo y a la firma del mismo fue por un empeño fundamental de Iván Márquez. Su compromiso es total hasta el momento en que esas manos de la perfidia lo empujaron a resguardarse, él no ha salido del escenario de defensa de la paz, no está en los escenarios públicos pero sigue persistiendo.

M.J.D.: ¿Usted cree que Iván Márquez está hoy comprometido con la paz?

J.S.: Claro que sí. Él se mantiene en la decisión de seguir defendiendo la paz.

M.J.D.: ¿Pero desde dónde?

J.S.: Aquí en el escenario de Colombia, solamente hay que recordar que a Iván Márquez le hicieron una operación militar para generarle un falso positivo, a él y a Óscar Montero, que los obligó a salir de la zona donde se encontraban adelantando el mejor proceso de implementación, que era la zona de Mirabá. Él caminaba por todo el territorio nacional convenciendo a los guerrilleros con sus argumentos que había que seguir defendiendo este proceso. Y todavía lo sigue haciendo a pesar de todas esas acciones también retaliatorias que han salido de boca de quienes de parte del Gobierno se supone, deben estar impulsando el acuerdo de La Habana. Entonces yo confío en que podamos generar un ambiente de confianza nuevamente y que él y otros que no están haciendo acción y vida pública puedan volver a hacerla en defensa de la paz y yo aspiro a que el Gobierno abra los caminos no solamente para que ellos puedan hacer lo que venían haciendo, sino que lo hagan otros actores como el Ejército de Liberación Nacional. Yo creo que hay que abrir caminos para que la reconciliación ceda y no volvamos a un espiral de guerra.

M.J.D.: El expresidente Álvaro Uribe salió diciendo que Iván Márquez estaba en la frontera con Venezuela, con 400 hombres a su cargo.

J.S.: Uribe Vélez dice tantas cosas, hace un par de días salieron diciendo que habían matado a Iván Márquez en la frontera, se dicen tantas mentiras en este país, y él es experto en la mentira, en reiterar esas mentiras y volverlas verdad. Yo creo que en vez de darle vuelo a eso hay que darle vuelo a la idea que debemos juntar afectos para derrotar ese deseo que tienen algunos de destrozar los acuerdos de La Habana.

M.J.D.: ¿Usted cree que Iván Márquez puede reactivar las Farc como una guerrilla de lucha armada?

J.S.: Yo no creo que él esté en eso. El convencimiento que tengo por lo que yo conozco hasta el momento, incluso los comunicados públicos que él ha hecho es de persistir en la búsqueda de la paz. Ese es el convencimiento que yo tengo. Si está pensando en otras cosas tendría que tener un mecanismo de telepatía para poderme enterar de eso.

M.J.D.: ¿Qué cree que va a pasar cuando entre al Congreso de la República, a la Cámara de Representantes. Hoy se posesionó, pero mañana o pasado tendrá que ir, ¿Qué siente que puede decir y cuáles son sus desafíos como congresista?

J.S.: Yo voy a defender todos los proyectos de ley que ha impulsado la bancada alternativa, naturalmente también lo que está impulsando la bancada de Farc en respaldo o en desarrollo de los acuerdos de La Habana y tengo pensado también de iniciativa mía llevar algunas propuestas de reivindicación para los pensionados, para la gente desempleada, para los discapacitados. Eso es una construcción que estamos haciendo con nuestro equipo de trabajo y espero que el debate se dé en democracia porque para eso son esos escenarios, no espero nada diferente.

M.J.D.: Le van a decir mafioso, le van a decir narcotraficante, como ya se lo dijo el presidente Duque, ¿usted que le responde a esas personas?

J.S.: Aquí estoy para que abramos debates cordiales en función de los intereses del país. Porque esos escenarios en el parlamento en que todo el mundo se insultan creo que hay que superarlos, eso me parece que no le viene bien al país. Todos los días hay insultos, recalcitrancia, me parece que eso hay que superarlo, yo voy en esa disposición. La verdad no puede llevarse en conciencia por los insultos, uno puede decir sus verdades, ser radical pero con elegancia, con respeto hacia los demás, incluso hacia los puntos de vista divergentes.

M.J.D.: En el caso de la JEP, ¿usted está comprometido en decir la verdad?

J.S.: Claro, siempre. Y con la comisión de esclarecimiento también tengo ese compromiso, yo he estado aportando verdad, yo no sé ya cuánto, incluso a la comisión de esclarecimiento de la verdad le he entregado materiales voluminosos de lo que es mi visión, mi punto de vista del conflicto aquí en Colombia.

EDICIÓN 1936

PORTADA

¿Será posible gobernar así de solo?

El presidente Duque hoy no cuenta con el Congreso ni con las Cortes. Y el apoyo de su propio partido, el Centro Democrático, ha resultado un arma de doble filo.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1936

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.