Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/27/2019 3:40:00 PM

“Vinieron cinco congresistas a pedirme fundaciones”: directora del ICBF

Juliana Pungiluppi, la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), habló con SEMANA sobre varios procesos de contratación de la entidad.

Directora del ICBF denuncia corrupción Juliana Pungiluppi habla sobre la corrupción que ha existido en el ICBF. Foto: ICBF

Desde 2017, el ICBF ha manejado un presupuesto general de más de 6,1 billones de pesos, con los cuales se financian los programas de protección y atención para los menores. Aunque en los últimos años ha habido avances notables en el funcionamiento de esa entidad, que se han traducido en mejoras de transparencia y ejecución, las direcciones regionales de la misma siguen siendo consideradas fortines de políticos. Además de la contratación de parte del personal, las regiones son las encargadas de determinar quiénes son los contratistas en temas alimenticios y pedagógicos. La actual directora, Juliana Pungiluppi, tiene la mirada puesta en avanzar en un proceso de blindaje del Instituto en aras de mejorar la protección a los niños vulnerables y agilizar los procesos de adopción, entre otros. Ella habló con SEMANA sobre este y otros temas en los que considera necesario avanzar para desterrar la corrupción que afecta a los más vulnerables.

SEMANA: Usted llegó luego de que saliera a la luz un gran escándalo de corrupción en el ICBF ¿cómo ha abordado el tema de la contratación?

Juliana Pungiluppi: Como supuestamente los derechos de los niños prevalecen, la normatividad permite hacer contrataciones directas.

SEMANA: Pero también le permite sacar licitaciones públicas ¿o no?

J.P.: Sí, pero y entonces llego yo el 8 de agosto y paralizo todo porque hay una nueva dirección que además llega a montar nueva modalidad de contratación. Se me viene el Congreso encima. Además, tenía que terminar unos contratos porque a la gente que estaba no la podía sacar en un mes.

SEMANA: ¿Entonces cómo manejará las relaciones con el Congreso?

J.P.: Antes que usted llegara vinieron cinco congresistas a pedirme fundaciones. Pero creo que es necesario cambiar el modelo de contratación y mi meta es transformar el ICBF. El problema ahí es que yo no tengo la libertad de escoger a los directores regionales, es un proceso en el que se crea una terna y de esa terna los gobernadores de cada región escogen al director.

SEMANA: El tema de la de la contratación de proveedores de servicios de alimentación y educación, entre otros, ¿cómo se maneja?

J.P.: Existe un banco de operadores del cual salen los que se contratan. Como los requisitos son tan mínimos normalmente todos cumplen y de cien se escoge uno, pero eso lo hacen los directores regionales y los gobernadores que se reúnen en un comité de contratación.

En contexto: ¿Qué tiene el ICBF que es tan apetecido por los políticos?

SEMANA: ¿Esto quiere decir que ustedes no hacen seguimiento a estos contratos?

J.P.: Queda en manos de las regionales, con muy poca interferencia nuestra.

SEMANA: ¿Por qué las regionales parecen tan descentralizadas?

J.P.: Porque así es. Eso se puede ir cambiando, pero los congresistas se disgustarían si hubiera una incidencia más directa en el control central. Pienso meterme en esto, pero poco a poco.

SEMANA: ¿En qué medida la elección de los directores regionales depende de usted?

J.P.: Yo no los escojo, ellos pasan un proceso que es el siguiente: un examen de la Universidad Nacional y el examen de la Función Pública, que valen el 80 por ciento, y un filtro mío que es la entrevista. De todos los que se presentan, en cada región pasan tres. Esa terna se le pasa a cada gobernador, quien decide. Esto es por constitución.

SEMANA: ¿Cómo han hecho para blindar los procesos?

J.P.: El problema es que sí hay mucha discrecionalidad en la contratación por parte del director zonal, debido a que él es el que dice cuales son los oferentes que tiene en el banco para los Centros de Desarrollo Integral (CDI) y las familias que tiene a su cargo. Entonces él va eligiendo los proveedores y luego se los lleva a su director regional.

Le puede interesar: Pelea entre el Icbf y los wayuu por atención de niños en la Alta Guajira

SEMANA: ¿Pero hay forma de blindar el proceso?

J.P.: Por el momento no hay. 

SEMANA: ¿Qué propone usted para mejorar los procesos de contratación?

J.P.: Creo que uno debe escoger las batallas que va a pelear, esta la pienso dar. Por el momento existe un indicador de desempeño de los proveedores, el problema es que este no es vinculante en el proceso de contratación. También pensamos hacer más licitaciones públicas y trabajar con Colombia Compra. Como le dije, una de mis metas es transformar el ICBF.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.