Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/21/2018 5:30:00 PM

Los escenarios deportivos que quedaron sin terminar en el Chocó

Desde 2008 los habitantes de Quibdó están esperando el estadio de fútbol y la Villa Olímpica. Hoy parecen más elefantes blancos que escenarios deportivos.

Choco: estadio de Yuto coliseos y escenarios deportivos que nunca se terminaron Los escenarios deportivos que quedaron sin terminar en el Chocó

El futbolista Carlos Sánchez empezó su carrera a los 8 años entrenando en una cancha llena de barro en Quibdó (Chocó). Hoy, el volante de la selección tiene 32 años y las condiciones para los jóvenes chocoanos que le quieren seguir los pasos no parecen distintas.

En 2008 hubo una promesa de la construcción de un estadio de fútbol en el municipio de Yuto (cerca de Quibdó) y de una villa olímpica que incluía un coliseo mayor, uno menor y una pista de atletismo. Además, se esperaba la remodelación de la cancha La Normal y el coliseo cubierto de Quibdó en el barrio El Jardín. Chocó sería la sede de los Juegos Nacionales de 2015 y tendría que tener una infraestructura que estuviera a la altura del evento. Pero cuando se llegó el momento, las obras no estuvieron listas y los jurados pasaron por la incomodidad de usar sombrillas dentro del coliseo cubierto porque por el techo se filtraba uno de los aguaceros que normalmente caen en la región.

Render del estadio de Yuto

Desde la vergüenza de los Juegos Nacionales y la alcaldía de Zulia Mena las cosas no han cambiado mucho. “El estadio de Yuto es una cancha en medio de la selva. A ese lugar nadie va”, dijo a SEMANA el periodista chocoano Leonardo Montoya. La Contraloría General encontró en su momento un posible detrimento patrimonial de 9.942 millones de pesos, pues –entre otros– se compraron predios que nunca se usaron.

Puede leer: Chocó y su dificil situación social y económica

David Mosquera, el nuevo rector de la Universidad Tecnológica de Chocó, la cual está a cargo de la obra del estadio de Yuto, reconoce que la gestión de su antecesor, Eduardo García, quedó inconclusa: “Es un bien muerto: el estadio no tiene electricidad, ni baños, ni camerinos”. Por eso, actualizaron el proyecto y están gestionando la posibilidad de adquirir recursos a través de la Federación Colombiana de Fútbol, para terminar el estadio, una ilusion desde los años setenta.

Hoy, el estadio no tiene luz, agua, baños ni una buena vía de acceso. 

En cuanto a la villa olímpica, el jefe de infraestructura de Coldeportes, Juan Carlos Rueda, explicó que la nueva directora de la entidad, Clara Luz Roldán, recibió la obra en noviembre de 2015. Se aliaron con Fonade para hacer nuevos estudios y hasta diciembre de 2016 pudieron finalizarlos. Solo hasta octubre de 2017 el coliseo mayor fue adjudicado por 16.138 millones y tiene un avance de 20 por ciento. La pista de atletismo más un edificio y obras de urbanismo se adjudicaron en marzo de este año por 25.000 millones y tiene un avance del 5 por ciento. Y el coliseo menor todavía no se ha adjudicado. La villa olímpica en total tendría un costo de 51.640 millones de pesos y tendría que estar lista, a inicios del próximo año.

Le recomendamos: La ‘platica’ perdida en los Juegos Nacionales en Quibdó

Con respecto a las obras de remodelación de El Jardín y La Normal, ya fueron entregadas por Coldeportes en 2017 y están en uso. La primera tuvo una inversión de 3.769 millones de pesos y la segunda de 6.500. Sin embargo, no cumplen las expectativas de los chocoanos. “No siempre tenemos dónde entrenar. Tenemos que esperar que no esté lloviendo o que el coliseo no esté ocupado”, dijo Yajaira Gamboa, directora del club femenino de baloncesto Águilas Chocó.

La pista de atletismo tiene un avance de 5 por ciento en 10 años.

Esta también es la carrera del grupo de atletismo del departamento. Cuando llueve, la pista en la que entrenan termina inundada y no les queda otra opción que convertir las calles de cemento de la ciudad en su zona de entrenamiento. “Es un peligro porque tenemos que decirles a los jóvenes ‘¡cuidado, a la derecha!’ cada vez que viene una persona con la que se pueden tropezar”, aseguró Héctor Murillo, uno de los entrenadores del grupo. Estas reparaciones, según Coldeportes, están en manos de la Alcaldía.

En contexto: Juegos Nacionales: Ibagué decepcionó, Chocó ratificada

Detrás de los líos de estas obras está el atraso del departamento en el desarrollo social y económico. Sin embargo, el interés de los jóvenes por el deporte va en aumento. Ojalá que cuando las obras se terminen, si es que lo hacen, ese entusiasmo que ha impulsado a figuras como Francisco Maturana, Jackson Martínez, Édgar Moreno y Mabel Mosquera no haya desaparecido.

En 10 años, la villa olímpica ha avanzado un 20 por ciento.

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.