Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/26/2019 2:50:00 PM

"Hay personas interesadas en que yo sea otra vez la rival de Claudia López": Ángela Robledo

SEMANA habló con la líder de Colombia Humana que acaba de perder su curul en el Congreso tras un fallo del Consejo de Estado. Estos son los caminos jurídicos y políticos que seguirá. No descarta aspirar a la Alcaldía de Bogotá.

Ángela Robledo habla sobre el fallo del Consejo de Estado que la dejó sin curul "Es grave porque en Colombia ha sido muy difícil lidiar con una oposición en democracia. La han exterminado", asegura Robledo. Foto: SEMANA

Ángela María Robledo estaba trabajando en el Congreso con la minga -como llama a su UTL- cuando se enteró por los medios de comunicación de que el Consejo de Estado falló en su contra. Aunque era pesimista sobre lo que se venía y había decidido estar serena, la noticia la sacudió. Acababa de perder su curul en la Cámara de Representantes. Estaba fuera.

Hace pocos días, Antanas Mockus también perdió su silla en el Capitolio, lo cual aumentó la zozobra sobre su caso. Según el Consejo de Estado, Robledo incurrió en doble militancia, porque no renunció a tiempo al partido Verde antes de lanzarse como fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro en las elecciones pasadas. La noticia cayó como un balde de agua fría para toda la oposición que en menos de 15 días perdió dos alfiles. Ahora, analiza cuáles caminos jurídicos y políticos tomará.

En contexto: Mockus y Ángela María: el ‘knock out’ de la justicia a la oposición

SEMANA: Había gran zozobra sobre el sentido del fallo, ¿esperaba lo peor?

Ángela María Robledo: Yo estaba pesimista, sabía que habían escalado una enorme presión y tensión política al respecto, pero yo esperaba un fallo en derecho. Ahora, el salvamento de voto de la magistrada Lucy Jeannette Bermúdez, presidenta del Consejo de Estado, hay que conocerlo de manera exhaustiva y juiciosa porque quizá ahí están los argumentos que reflejan el planteamiento del alegato jurídico de mi abogado y el concepto contundente de la Procuraduría. Es decir, que no hay doble militancia, que las inhabilidades tienen un carácter totalmente restrictivo y que esta curul, por primera vez, después de 28 años, es de la oposición y representa ocho millones de votos.

SEMANA: Usted ha dicho que a Gustavo Petro y a usted los quieren “exterminar”, y si se une esa idea con las palabras de la representante María José Pizarro de que “ya no los matan con fusil”, la denuncia es grave. ¿Por qué lo dicen?

A.M.R.: Es grave porque en Colombia ha sido muy difícil lidiar con una oposición en democracia. La han exterminado. La Unión Patriótica es el claro hecho político del genocidio: cerca de 4.500 asesinatos. Hoy hay una sobreviviente en el Congreso, Aida Avella. A los líderes y lideresas los están asesinando, desde hace mucho tiempo pero de manera particular desde 2016 cuando se anuncia la firma del acuerdo, porque están defendiendo el agua, el territorio, la paz, los derechos humanos. Uno se pregunta qué pasa. Cuando se mira en perspectiva lo que está ocurriendo, esto lo tengo que aclarar, no es decir que el Consejo de Estado o que estos magistrados nos están persiguiendo, pero hay un ambiente de macropolítica donde sí podríamos decir que hay una estrategia de nuevo, quizá ya no de matarnos físicamente pero sí exterminarnos políticamente.

SEMANA: ¿Cuál es esa estrategia macropolítica?

A.M.R.: Cuando un hombre como Álvaro Uribe Vélez le dice a Gustavo Petro después de una intervención maravillosa respecto a por qué y para qué la verdad histórica, le dice "sicario, sicario, sicario", y que prefiere 80 veces que estén armados en el monte, a que estén aquí. Uno se pregunta si todo eso no es una estrategia precisamente desde el establecimiento y los partidos tradicionales, que por centurias han ostentado el poder, de quienes se han beneficiado de la violencia para concentrar el poder económico y político. ¿Todo esto no está reviviendo en un país que no puede dialogar con una oposición en términos democráticos?

SEMANA: Esta vez usted llegó al Congreso gracias a la Ley del Equilibrio de Poderes y al Estatuto de Oposición, ¿cree que no están funcionando como deberían?

A.M.R.: Esa curul tiene un mandato constitucional en el artículo 112 del equilibrio de poderes, luego se desarrolla en el Estatuto de la Oposición, que esperamos durante 28 años. Uno sí se pregunta qué pasa con esta interpretación que el Consejo de Estado hace de la curul, porque frente a situaciones similares como en el caso de Viviane Morales, ella estaba en una corporación en el Congreso -como yo- y pidió un concepto al Consejo de Estado porque va a recoger firmas para ser candidata a la Presidencia de la República por otro movimiento, y le dicen que no incurre en doble militancia.

SEMANA: La principal comparación de su caso ha sido con el de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ¿hubo doble racero?

A.M.R.: A ella le hacen una interpretación favorable de la doble militancia en términos de que estuvo en una consulta interpartidista, que hizo un acuerdo y se fue con Duque, que entre otras tampoco renunció un año antes para irse a la Presidencia. ¿Por qué ante situaciones tan similares, sabiendo que el Consejo de Estado vota caso por caso, esa diferencia de resultados? Hay un estrujón, una transición en Colombia en la tarea electoral y política que ni el país, ni los abogados ni las cortes han asimilado, y que necesariamente hay que incorporar. Al quitarme la curul se está vulnerando no tanto a Ángela María, sino a los ocho millones de personas que votaron por la Colombia Humana.

"Parece que aplica un recurso de tutela que tendría que ser interpuesto ante el mismo Consejo de Estado"

SEMANA: ¿Van a interponer una tutela o a recurrir a instancias internacionales para intentar salvar la curul?

A.M.R.: Ninguno de los caminos se ha desechado. El lunes hay una reunión con abogados constitucionalistas que me han ofrecido su apoyo solidario para estudiar la situación frente a estas preguntas que yo tengo que son lícitas. Parece que aplica un recurso de tutela que tendría que ser interpuesto ante el mismo Consejo de Estado y tal vez un camino en instancias internacionales, respecto a pedir medidas cautelares para este derecho de quienes votaron por la Colombia Humana.

SEMANA: ¿Ha pensado en los caminos políticos a tomar, como la Alcaldía de Bogotá?

A.M.R.: Qué pena no dar una respuesta de sí o no ahora, yo creo que primero lo primero. Tengo que resolver primero este tema, voy a insistir primero en la curul. Hablé muy largo con Gustavo Petro pero todavía no en persona, como amerita el tema. Para Colombia Humana es fundamental la Alcaldía de Bogotá. Además, hay una convergencia política en curso que fue anunciada hace 15 días con fuerzas como el Polo, Verdes, Decentes, los rebeldes liberales y Colombia Humana. Hay unos nombres, pero mi decisión pasa por una convergencia que ya ha empezado a trabajar programáticamente y que hay que cuidar. Porque lo que sí tengo claro es que a Bogotá hay que recuperarla. La semana entrante tendré mayor claridad sobre esta pregunta.

SEMANA: Existe la posibilidad de que también esté inhabilitada para la Alcaldía, por no haber renunciado antes del 1 de enero a la curul en el Congreso. ¿La ha contemplado?

A.M.R.: Estamos en una transición que es parte de lo que nos deja el acuerdo de paz, de un balance entre la normatividad y lo político, sin que ninguna anule la condición de la otra. Tomé la decisión de acompañar a Petro con la certeza de que no estaba en doble militancia, que mis inhabilidades están expresamente consagradas en el artículo 197 de la Constitución. El proyecto de Colombia Humana me parece fundamental para un país que necesita la paz. Hay que mirar si se abre el panorama de la Alcaldía como un escenario posible sin debilitar la convergencia programática. Hay que indagar porque en este caso no se habla de inhabilidades, sino de incompatibilidades. Doctores tiene la ley, hay personas que piensan que podría haber incompatibilidades y otros que no, porque dicen que si le quitan la curul, es una cosa muy extraña y fuerte, es como si usted no hubiera sido congresista.

"No es un asunto de diplomacia, pero lo dije en su momento y digo lo mismo ahora: Claudia López me produce admiración por su coraje"

SEMANA: Hace un año Claudia López dijo que usted sí incurrió en doble militancia, pero tras el fallo del Consejo de Estado ella salió a apoyarla, ¿qué piensa al respecto?

A.M.R.: Entiendo que estén sacando ahora sus declaraciones, porque de alguna manera hay personas interesadas en que yo sea otra vez la rival de Claudia López. No es un asunto de diplomacia, pero lo dije en su momento y digo lo mismo ahora: Claudia López me produce admiración por su coraje y su fuerza política, y por poner la corrupción como un tema fundamental en un país que tanto lo necesita. Hace un año estábamos en lugares distintos. En el Verde fui una muy buena congresista, le di lustro cuando estuvimos con Antanas, pero me les volví un poco incómoda, porque soy muy crítica y me parecía que tenían que haber posiciones que tenían que ser más claras. Hay apuestas políticas de en la que tenemos una profunda afinidad, y eso es lo que hay que poner por encima hoy que estamos apuntándole a una tarea común.

SEMANA: El fallo la dejó por fuera de un Congreso que se encuentra dividido entre defensores y detractores de la JEP, ¿qué tan sólido es este grupo de defensores?

A.M.R.: Hay una gran red de Defendemos la Paz que es muy interesante porque tiene personas que considerábamos que estaban en un lugar ideológico distinto, hay voces de todos los colores políticos. La vocería fuerte de defensa de la paz la tuvo primero la bancada alternativa, pero ahora La U, Cambio Radical y los liberales, que la apoyaban con un poco más de timidez, lo hacen de manera contundente. Lo que pasa en Cámara muestra que se puede ampliar esta gran alianza en defensa de la paz. No se trata de oponerse al gobierno Duque, sino de defender la posibilidad de que este país deje de matarse entre hermanos. Pasa, como dice Gustavo Petro, por defender la verdad, no para que nos ate a la venganza sino para liberarnos y entender qué pasó, como dice Hannah Arendt respecto al holocausto, y poder seguir adelante.

SEMANA: Uribe propuso en Senado un acuerdo político con las mayorías para intentar salvar dos objeciones a la JEP, ¿cree que le va a funcionar?

A.M.R.: Como se lo hemos dicho a Iván Duque, estamos dispuestos a hacer un gran acuerdo desde Colombia Humana, pero no en torno a debilitar un mecanismo que es fundamental para Colombia. Nos han hecho creer que la JEP es asunto de Santrich o del Paisa. Claro que tiene que ver con ellos, pero se trata de defender los derechos de las víctimas. Cuando recorrí el país sentí que ese es un grito de ellas: queremos conocer la verdad. Dos articulitos, diría Álvaro Uribe, como decía cuando quería la reelección: ‘solo es reformar un articulito’. No, esta vez con dos articulitos con la JEP es tocar el corazón no solo de la jurisdicción sino de la Constitución y de la Corte Constitucional que es el organismo de cierre de las leyes estatutarias. Son objeciones constitucionales, con un asesor que tiene el presidente Duque: Néstor Humberto Martínez. ¿Por qué después de haber trabajado con Juan Manuel Santos, con gobiernos que apoyaron la paz, se ha convertido en su enemigo? Porque es la cortina de humo para un hombre que ejerce la Fiscalía General sub júdice por la cantidad de preguntas que hay respecto a sus actuaciones con los grandes grupos económicos.

SEMANA: La senadora Angélica Lozano advirtió anoche que en el Consejo de Estado cursan procesos contra miembros de Mais que podrían dejarlos también sin curul, ¿qué sabe al respecto?

A.M.R.: Entiendo que ya hay documentos para considerar que en la circunscripción de indígenas que tiene el aval de Mais ganó el voto en blanco, luego está el congresista en Senado, Feliciano, y en Cámara, Abel, pero en ocasiones anteriores ha ocurrido eso y la interpretación que ha dado el Consejo de Estado es que no se repiten las elecciones, sino que se recoge el segundo lugar. Hay tres precedentes. Yo esperaría que el Consejo de Estado aplique de nuevo una interpretación favorable en este caso.

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.