Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/1/2019 9:11:00 AM

El centro de torturas del régimen de Maduro

La sede de la policía política, localizada en Caracas, es el sitio donde decenas de víctimas sufren de aterradores tratos.

El Helicoide: el centro de torturas del régimen de Maduro El centro de torturas del régimen de Maduro Foto: Montaje SEMANA

El lugar encarna una gran ironía. Inicialmente fue concebido para representar la esencia del capitalismo puro, una muestra de riqueza, opulencia y consumismo. Sin embargo su destino fue todo lo contrario. Hoy es el símbolo más emblemático del régimen que agobia Venezuela. Ese sitio es conocido como El Helicoide, la sede donde miles han sido víctimas de las más aterradoras torturas por parte del régimen de Nicolás Maduro.

El sito está ubicado en la cima del cerro llamado la roca Tarpeya, con una vista privilegiada sobre Caracas. En los años 60 varios de los más reconocidos arquitectos fueron contratados para diseñar esta mole de forma helicoidal, de allí el nombre con el que se le conoce. Estaba destinado a ser el más moderno centro comercial del continente e incluso uno de los mejores del mundo.

Puede leer: Los espías de Maduro en Colombia

Dentro de sus atracciones iba a tener en varios pisos, salas de exposición, gimnasio, piscina, bolera, guarderías y varios cines. También vitrinas para la venta de lujosos vehículos, centros de lavado automático, taller y hasta su propia estación de gasolina.

Poco antes de su finalización el proyecto se paralizó y la obra quedó abandonada. A finales de la década de los años 70 y comienzos de los 80 el sitio empezó a ser ocupado por indigentes, vendedores de drogas, etc. Para 1982 el gobierno venezolano decidió hacerse cargo e instaló allí la sede de varias oficina estatales, siendo la más importante la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención –Disip-, nombre con el que se conocía en ese entonces la policía política.

Con la llegada al poder de Hugo Chávez, la Disip fue rebautizada como el Servicio de Inteligencia Bolivariano –Sebin-. Rápidamente se transformó en un organismo de espionaje y represión contra la población muy temido. Con el paso del tiempo sus tácticas y técnicas fueron igual o incluso peor de siniestras a las de la temida KGB en la era soviética.

Cuando Nicolás Maduro asumió la presidencia, el Sebin había sido repotenciado por la asesoría, capacitación e incluso participación en sus filas de asesores de inteligencia cubanos, conocido como el G-2. Asesores rusos, iraníes y chinos también realizaron sus aportes para convertir al Sebin en la más aterradora máquina de represión. Dentro de esa estrategia, su sede -El Helicoide-, juega un papel fundamental.

Le puede interesar: Qué está pasando en el Helicoide, el centro de detención donde están los presos de más alto perfil de Venezuela

Allá hay una serie de celdas y cuartos especiales de tortura. Miles han pasado por ese lugar, la gran mayoría son presos políticos, pero también se encuentran profesores, estudiantes, padres de familia. Aquellos que simplemente no estaban de acuerdo con el rumbo de su país o que sencillamente era sospechosos de no simpatizar con el régimen.

Las historias de lo que ocurre dentro de esas paredes son impactantes. Los relatos de las formas de tortura aplicadas por los funcionarios del Sebin a sus víctimas, simplemente son brutales.

Después de varios meses de investigación y recolección de testimonios, en enero de este año periodistas de la BBC emitieron un documental. Se trata de la mirada más completa que se conoce hasta ahora del sitio más oscuro del régimen de Maduro.

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.