Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/4/2019 2:39:00 AM

Autoridades embargan perro Pug y lo venden en internet

La dueña tenía deudas pendientes y terminó pagando con su mascota, que fue feriada en la red.

Autoridades embargan perro pug y lo venden en internet El animal padecía de varias enfermedades y requería costosas operaciones.

El caso es exótico y causó gran indignación. Los protagonistas son una mujer y su único compañero: un pequeño perro de raza Pug llamado Edda.

Las autoridades llegaron hasta el hogar de la señora y decidieron incautar el animal. Previamente ya la habían visitado y se habían llevado los pocos objetos de valor que poseía, como consecuencia de un embargo por las deudas acumuladas de los pagos de impuestos. Como no encontraron nada más que pudiera tener un precio, se llevaron al Pug y luego lo vendieron por Ebay.

El caso sucedió en la pequeña ciudad alemana de Ahlen, en donde la mayoría de sus habitantes se mostraron indignados con la situación. El asunto se convirtió en noticia nacional y, al poco tiempo, en un tema viral en todo el mundo.

Puede leer: El youtuber que será sentenciado por enseñar el saludo nazi a un pug

Fue tal el despliegue que tuvo que incluso periodistas de la agencia internacional de noticias Associated Press -AP- se encargaron de cubrir el tema. “El tesorero de la ciudad de Ahlen, Dirk Schlebes", publicó el medio. Fuentes le dijeron a ese despacho, que la incautación de Edda fue "legal" y que "solo ocurrió después de que se hubieran tomado otros artículos no esenciales del hogar".

Los periodistas buscaron a la desconsolada dueña quien les dijo que extrañaba mucho a su Pug. Pero la historia no termina ahí. También localizaron a la nueva propietaria del perro quien les dijo que después de comprarlo, descubrió que el animal padecía de varias enfermedades y requería costosas operaciones que iba a tener que asumir.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Pruebas

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.