ÚLTIMA HORA :flechaderecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/31/2019 1:31:00 AM

De princesa a emperatriz: así fue como Disney se convirtió en un gigante de la industria

En el siglo XXI, pasó de empresa multimillonaria a emporio con tentáculos en todos los rubros del entretenimiento y otros más. En D23, su rimbombante convención, mostró su poderío y la estrategia con la que, desde noviembre, le competirá a Netflix.

Disney+ competirá con Netflix en el mundo del streaming y ratifica su expansión Tantas ramas, tanto contenido, Disney da pasos de gigante en el mundo del entretenimiento, pero no se reduce a este rubro. Foto: afp
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Quiéralo o no, si usted o su familia desean divertirse, probablemente se toparán con algún producto de Disney. Si enciende su televisor y sintoniza cadenas de cable como ESPN, Fox (normal o prémium) o transmisiones como las de los Premios Óscar (de la cadena ABC), consumirá Disney. Si quiere salir al campo, montar en un globo y grabar la experiencia con su cámara GoPro, le ha comprado a Disney. Si opta por matar el tiempo en algún juego de Star Wars en su celular, disfruta Disney. Si quiere llevar de vacaciones a los niños, siempre podrá decidir ir a Disney World. Y si solo quiere ir a cine, de las diez películas más taquilleras de 2019, la compañía californiana produjo seis.

Ante los ojos del mundo, en las últimas dos décadas la princesa del cuento de hadas de Disney se convirtió en una emperatriz cuyo territorio creciente abarca todos los campos del entretenimiento. La monarca ahora mira hacia al fenómeno del streaming, que desatendió en un principio, y enfila sus baterías para entrar y dominarlo a partir noviembre. Lo anunció el fin de semana pasado, en la D23, la convención en la que la firma presenta sus planes a corto, mediano y largo plazo. En esta oportunidad lanzó su plataforma Disney+, con la que irá por la cabeza del actual rey del streaming, Netflix. Pero, claramente, no solo anunció eso. Reunió a un ramillete de grandes estrellas de Hollywood para presentar varias producciones de su enorme universo cinematográfico.


Foto: El CEO de Disney, Bob Iger, ha llevado a Mickey Mouse y a Bart Simpson a la misma orilla. Muchos lo critican por su sueldo astronómico, pero con ingresos anuales por 59.000 millones de la compañía, mal no lo ha hecho.

Táctica y estrategia

Disney comenzó el fenómeno actual en 2006, cuando pagó 7.400 millones de dólares por Pixar, un estudio que con sus impecables producciones amenazaba su posición dominante en el cine animado. Esa adquisición no sorprendió, ya que tuvo lugar en un campo directamente relacionado con el ADN de la empresa. Walt Disney era un dibujante y animador, y con su trabajo se convirtió, junto con su ícono Mickey Mouse, en una figura mundial. Luego diversificó su empresa en 1955, año en que lanzó el primero de sus parques en Disneyland, cerca de Los Ángeles. Después de su muerte, la empresa inauguraró Disney World en Florida en 1971 y, posteriormente, Eurodisney, en 1992, cerca de París.

A continuación de dar el golpe de Pixar, la empresa adquirió en 2009 la casa Marvel por 4.000 millones de dólares, una cifra que le garantizó un universo de más de 5.000 personajes y posibilidades casi infinitas de contenido. Las cifras prueban que iban en el camino correcto. Los superhéroes de Marvel, protagonistas de una proliferación de cintas sin precedentes en esta década, le han dejado ingresos por más de 18.000 millones de dólares. Si bien cerró un ciclo con Avengers Endgame (2019), la película más taquillera de la historia, aún le queda muchísimo por producir.

Producciones icónicas como Los Simpson o cadenas como National Geographic, History, A&E ahora le pertenecen a Disney y resultan insumo clave para la batalla por el streaming, que hasta ahora comienza.

En 2012, Disney puso su foco en Lucasfilms. Por esta productora, que George Lucas fundó y cimentó con el éxito de su saga espacial Star Wars (entonces la más taquillera de la historia), pagó otros 4.000 millones de dólares. A diferencia de las cintas de Marvel, en su gran mayoría muy bien recibidas, las producciones que Disney ha lanzado de La guerra de las galaxias han suscitado muchísimas críticas. Esto no sorprende si se considera que los seguidores llegan a extremos religiosos, y hasta el mismo creador de la saga recibió garrote cuando estrenó nuevos episodios entre 1999 y 2005. Sin embargo, la inversión sin duda se ha justificado: Disney ya la recuperó e hizo 800 millones extras. Para este diciembre tiene anunciado estrenar Episodio IX.

No contenta con hacerse a estos dos megauniversos, faltaba el empujón que preocupó al resto de la industria. En 2019, Disney desembolsilló 71.300 millones de dólares por las divisiones de televisión y cine de Fox. Producciones icónicas como Los Simpson, cadenas como National Geographic, History, A&E y las cintas de la 20th Century Fox y sus productoras asociadas ahora le pertenecen y resultan insumo clave para la batalla por el streaming, que hasta ahora comienza.

En ese campo Netflix aún mantiene una posición fuerte. Ha sabido capotear la competencia de Amazon Prime Video y de jugadores más tradicionales como HBO. No obstante, en cuestión de meses, la situación se complicará bastante para los involucrados, especialmente para el actual líder y precursor, que por primera vez falló en elevar su número de suscriptores (ronda los 150 millones en el ámbito mundial).

En efecto, vienen en camino nuevas plataformas de Comcast (con producciones de NBC Universal), de AT&T (con contenidos de Time Warner y de HBO, entre otros), Apple tv+ y Disney+. Este último se presenta como el más robusto de los competidores por el catálogo que ofrece, porque ya está casi listo (en noviembre 12 arranca en Estados Unidos y en 2020 llegaría a Latinoamérica) y promete integrar también transmisiones especiales en vivo. Y no resulta menor que, al menos en sus primeros años, proyecta cobrar menos que Netflix (8 dólares contra 13).

No queda tan claro cuáles lograrán mantenerse a flote con el paso del tiempo. Incluso los consumidores del primer mundo no acostumbran pagar por varios de estos servicios a la vez. Así que las opciones permanecen abiertas.

Disney al parque

Foto: Con Pixar, Lucasfilm, Marvel y 21st Century Fox, el catálogo de Disney creció a proporciones inmensas. Eso abre nuevas posibilidades en sus parques.

En términos de negocio, con las adquisiciones millonarias de franquicias como Star Wars y Marvel, Disney ha abierto nuevas posibilidades para sus parques temáticos, que mutan al ritmo de la empresa. La compañía invirtió 2.000 millones de dólares para dar vida a Star Wars: Galaxy’s Edge, un nuevo universo basado en La guerra de las galaxias que ya abrió sus puertas en su parque en California, y en diciembre abrirá en Orlando. Muchos pensaban que sería un total éxito desde su apertura, pero tanta expectativa le jugó en contra. En vez de generar alzas en visitas, el pánico a que estuviera muy lleno y requerimientos algo mezquinos, como tener que quedarse en un hotel de Disney para clasificar, alejaron a la gente.

Muchos analistas concuerdan en que, si bien esto representa un traspié, una vez ambas atracciones estén funcionando del todo (con una experiencia en 3D) se convertirán en una máquina de hacer dinero. Tal y como le gusta a la empresa del ratoncito.

El mundo empresarial de Walt

En sus 90 años, Mickey Mouse nunca estuvo tan acompañado. En rubros como la televisión y el cine, su masiva presencia es evidente, pero Disney también extiende sus tentáculos por el teatro, los videojuegos, el negocio editorial, la finca raíz, la construcción y los bienes de consumo. Estos son  sus brazos de negocio.

Grandes adquisiciones, Siglo XXI

Aquí, una versión abreviada del ramillete de cientos de empresas que posee, agrupadas en estos brazos de negocio:

  • Walt Disney Studios: Walt Disney Pictures, Walt Disney Animation Studios

  • Walt Disney Parks, Experiences and Consumer Products: Parques, hoteles, juegos y experiencias interactivas

  • Disney ABC Television Group: ABC;  ABC News-ABC Entertainment Group, Disney Channel, Lifetime Entertainment Services, History Network, Vice Media Inc., Lifetime, A&E Network /A + E International; Disney Theatrical Group; Disney CorporateDisney Music Group; Buena Vista Construction company. 

  • ESPN Inc.

  • Steamboat Ventures: GoPro, PhotoBucket

  • Disney Direct-to-Consumer and International

EDICIÓN 2001

PORTADA

A vencer el miedo: el gran desafío para la reactivación económica

A seis meses de la pandemia, el país abre su economía para superar los devastadores efectos sociales que ha dejado el virus. ¿Cuánto tiempo tomará recuperar 10 años perdidos?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed.2001

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall